El progresivo aumento de las ventas de casas prefabricadas confirma el cambio en la industria.

El progresivo aumento de las ventas de casas prefabricadas confirma el cambio en la industria
Los plazos de entrega más cortos, la mejor calidad, el menor coste y los beneficios medioambientales son factores clave para ello.

El sector de la construcción está cambiando rápidamente en la era post-COVID que poco a poco echa a andar. El aumento de las ventas de casas prefabricadas y la aparición de promociones exclusivas de este tipo de viviendas confirma que la sociedad está ante un nuevo paradigma: cada vez son más las personas que prefieren diseñar una casa a su gusto, ya que la elección de la vivienda es posible gracias al amplio abanico de posibilidades que ofrece este tipo de construcción modular prefabricada.

Aspectos como la reducción de los plazos de entrega, la óptima calidad de la construcción, la certeza de trabajar con un presupuesto fijo desde el primer día y los beneficios medioambientales derivados del menor consumo energético (en un momento en el que los precios de la energía se han puesto por las nubes) son fundamentales en el crecimiento de este tipo de viviendas, reduciendo además las sorpresas de todo tipo para el comprador que históricamente ha proporcionado el sector de la construcción en España.

Una de las grandes ventajas de adquirir una casa prefabricada es el precio, que suele ser bastante más bajo que el de las construcciones estándares y evita incurrir en los (casi inevitables) sobrecostes de la construcción tradicional. Y es que las casas prefabricadas cuestan, de media, entre un 25% y un 35% menos que los edificios construidos de forma convencional, pues no hay excedentes de materiales y se optimizan las horas de los trabajadores utilizando procedimientos industriales más eficientes en términos de dinero, tiempo y calidad.  El ahorro se mantiene una vez que la casa empieza a ser habitada debido al menor consumo de energía, con un ahorro de hasta un 40%. Además, el diseño se ajusta a un exhaustivo control de calidad al que no se someten las construcciones tradicionales.

Por otro lado, y en contra de la creencia popular de que el acabado exterior de una casa modular tiene que ser inequívocamente un «cubo blanco», este tipo de viviendas no tiene nada que envidiar a los acabados de las casas tradicionales, ya que es posible dar una apariencia diferente a cada casa tanto en el interior como en el exterior, por lo que a primera vista una casa modular de hormigón puede confundirse con una construcción tradicional.

Visite nuestra sección Cases para obtener más información sobre este tipo de viviendas.

Comparte este artículo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Nullam quis risus eget urna mollis ornare vel eu leo. Aenean lacinia bibendum nulla sed